Trabajador de la construcción subido a un andamio debidamente equipado con su casco, gafas de protección y arnés de seguridad

¿Qué es un estudio de seguridad y salud y por qué lo necesitan las empresas constructoras?

Trabajador de la construcción subido a un andamio debidamente equipado con su casco, gafas de protección y arnés de seguridad
Trabajador de la construcción subido a un andamio debidamente equipado con su casco, gafas de protección y arnés de seguridad

Un estudio de seguridad y salud es un informe técnico que debe incluirse en los proyectos de ejecución de obra. Su objetivo principal es prever las situaciones que pueden suponer un riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores durante la ejecución de los trabajos de construcción.

Las empresas constructoras necesitan contar con un estudio de seguridad y salud en sus obras para cumplir con la normativa vigente en materia de prevención de riesgos laborales. Según el Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen disposiciones mínimas de seguridad y de salud en las obras de construcción¹, el promotor está obligado a que en la fase de redacción del proyecto se elabore un estudio de seguridad y salud en los proyectos de obras en que se den alguno de los siguientes supuestos:

  • Que el presupuesto de ejecución por contrata incluido en el proyecto sea igual o superior a 450.759,08 €.
  • Que la duración de la obra supere los treinta días laborales y si intervienen en algún momento de la ejecución más de veinte trabajadores a la vez.
  • Que el volumen de la mano de obra sumando todos los días que dure la ejecución de la obra sea superior a quinientos trabajadores.
  • Que la obra se ejecute en túneles, galerías, presas o conducciones subterráneas.

En los proyectos de obras no incluidos en ninguno de estos supuestos, el promotor estará obligado a que en la fase de redacción del proyecto se elabore un estudio básico de seguridad y salud, que es una simplificación del estudio de seguridad y salud.

El estudio o estudio básico de seguridad y salud debe ser elaborado por técnicos competentes (arquitectos, ingenieros, arquitectos técnicos y/o ingenieros técnicos, según sus especialidades) y debe contener, entre otros aspectos, los siguientes:

  • La identificación y evaluación de los riesgos laborales que puedan afectar a los trabajadores durante la ejecución de la obra.
  • Las medidas preventivas y protecciones técnicas necesarias para evitar o reducir los riesgos laborales.
  • Los equipos y medios auxiliares a utilizar en la obra.
  • Los criterios para la adecuada coordinación entre las distintas empresas o trabajadores autónomos que intervengan en la obra.
  • Los planes parciales o específicos que deban desarrollarse por las distintas empresas o trabajadores autónomos.

El estudio o estudio básico de seguridad y salud debe estar a disposición del coordinador en materia de seguridad y salud durante la ejecución de la obra, del contratista principal o único, del resto de contratistas y subcontratistas y sus respectivos trabajadores. Asimismo, debe estar a disposición del órgano competente en materia laboral.

Si necesitas realizar un estudio de seguridad y salud para tu proyecto de obra, contacta con Arquiscostasur.